Blog


 

Como lo prometido es deuda, aquí va el segundo post sobre los estiramientos.  Realmente hablar de estiramientos de forma genérica deja un vacío tan grande que es normal que el concepto genere dudas e incomprensión. Por ese motivo vamos a explicarlo de la forma más concisa y clara posible.  Empecemos:

¿Qué es estirar?  Si buscamos su significado en el diccionario nos encontramos con:

“La acción de hacer fuerza tirando de una cosa por un extremo, en sentido contrario de la fuerza que tira del extremo opuesto o lo sujeta.”

Si lo especificamos en términos musculares, diremos qué:

“Es el alargamiento del músculo más allá de la longitud que tiene en su posición de reposo.”

Para qué estiramos:

Para aliviar las tensiones acumuladas en los músculos, devolviéndoles su funcionalidad y eficacia.

Porqué estiramos:

Porqué los músculos por si mismos solo tienen la capacidad de contraer, para estirar necesitan del musculo antagonista a su función, o de una fuerza que tire de ellos.  Si las malas posturas, los erróneos patrones de movimientos, las posiciones o movimientos repetitivos, modifican la función de nuestros músculos, estos tenderán a instalarse en una zona de “confort, que modificará su estructura, su tono y por lo tanto su funcionalidad.

En qué consiste realmente un estiramiento: 

En aliviar y recuperar la estructura de nuestros músculos, a un tono y  elasticidad en equilibro con el resto de nuestro aparato loco-motor.

Que tipos de estiramientos existen:  

Estiramientos estáticos: Consiste en la realización de un estiramiento en reposo hasta el límite de lo confortable, estirando el músculo  y manteniendo la postura durante 15” – 30”.

Dentro de los estiramientos estáticos encontramos:

Estiramientos activos: consiste en estirar el músculo antagonista sin utilizar ninguna asistencia externa.

Estiramiento pasivo: consiste en el estiramiento de un músculo en el que se ejerce una fuerza externa sobre el músculo  a estirar. Esa fuerza externa puede ser un compañero, una pared, un taburete, etc.

Estiramiento isométrico: un tipo de estiramiento en el que los músculos implicados hacen fuerza en contra del estiramiento, tensándose los músculos implicados con el objetivo de reducir la tensión muscular.

Método de Facilitación Neuromuscular Propioceptiva (FNP), que combina el estiramiento estático con el isométrico, y su realización comprende cuatro fases:

– La realización de un estiramiento estático.

– Una contracción isométrica contra una resistencia durante siete segundos.

– Relajación en reposo.

– Estiramiento estático con un mayor rango de movimiento.

 

Estiramientos dinámicos:   Consiste en estirar a través de impulsos o trabajo (fuerza) sin exceder los límites de los estiramiento estáticos.  Es decir se estirarían los músculos antagonistas gracias a las contracciones  de los músculos agonistas, desde la generación de movimiento.  Estirar de forma dinámica mejora la amplitud de movimiento y aumenta la fuerza y la flexibilidad de los músculos en mayor grado que los estiramientos estáticos.

 

En definitiva, podemos decir que los estiramientos estáticos mejoran la elasticidad  inherente a la naturaleza del músculo  y  los estiramientos dinámicos  aumentan la fuerza y la flexibilidad.

Dicho esto:   ¿Qué estiramientos son más beneficiosos? y… ¿todos los músculos deben de estirar igual?

A estas y otras cuestiones responderemos en el siguiente post

 

 

 

 

 

 

 


QEP VALENCIA es tu mejor opción!